No soy una mamá perfecta

18/6/15

Tengo que confesarlo: no soy una madre perfecta. Es más, no pretendo serlo.
Soy una mamá que intenta hacerlo bien. A mi manera. Ni mejor ni peor que el resto de las madres del mundo mundial.
Mi segundo hijo me ha hecho recapacitar mucho sobre este tema.
Cuando tuve al primero parecía que quería demostrar que podía hacerlo todo sola, que lo hacía todo fenomenal; odiaba los consejos con los que todo el mundo a mi alrededor me bombardeaba.
Y ese querer ser superwoman creo que  muchas veces nos acarrea frustraciones y estrés innecesario provocado por nosotras mismas.
En nuestra cabeza se empiezan a colar un montón de sentimientos de culpa por no llegar a todo. Una recomendación: no les dejes entrar. Échalos y sigue estos seis consejos que te ayudarán a ser una mamá imperfecta, pero feliz.
  1. Pide ayuda si es necesario. Si necesitas que te echen una mano con la casa, dejar a los niños unas horas con los abuelos, que la vecina te traiga el pan,...lo que sea. Pídelo. No te cortes. Tú también lo harías si otros te necesitasen ¿o no?

  2.  No es imprescindible tener la casa como los chorros del oro. No y no. Olvídate de pasar el paño a todas horas y de que tus suelos brillen cual espejos. Tener niños en casa supone que la mesa esté llena de juguetes, encontrar trozos de pan en los lugares más insospechados y tumbarte en la cama sobre el coche en miniatura que tu hijo perdió por la mañana

  3. Saca tiempo para ti. Vete de compras, relájate un rato, sal a tomar algo con tus amigas, e incluso, date una ducha y luego túmbate en el sofá a leer un libro. No sólo es necesario, sino obligatorio a mi modo de ver.

  4. No olvides que tienes una pareja. Del mismo modo que debes sacar cinco minutos para ti, también es "impepinable" dedicar tiempo a tu pareja. Salir de vez en cuando, o sencillamente estar solos, fortalecerá vuestros lazos y podréis hablar sin interrupciones. Entre otras cosas.

5.  Usar comida precocinada y saltarse el baño de los niños no es pecado. No pasa nada. De verdad de la buena. Si a tu hijo no le importa comerse de vez en cuando un "potito", echa mano de ellos. Y si estás en el parque una tarde fresquita de verano la mar de agusto, no salgas corriendo cuando se hacen las 20:00 para bañar a los niños. Las toallitas van de maravilla para esos días "perrunos".


6. Juega, juega y juega. Es lo más importante. Las mamás que no son perfectas se revuelcan en la arena con sus hijos, saltan, se ensucian, se mojan jugando con globos de agua, ...
En definitiva, pasar tiempo efectivo con tus hijos es lo que ellos quieren de ti. Dedícales tu tiempo


Y recuerda:
No eres peor madre por colechar con tus hijos. No eres peor madre por dejarlos dormir solitos en su cuna y en su cuarto. No eres peor madre por quitarles los pañales a los 3 años. Tampoco eres peor mamá por dejar que lleven chupete hasta que ellos quieran. Y por supuesto no eres una mala mamá por darles biberón desde que nacen, ni lo eres por darles pecho hasta que van a primaria. Hay tantas opciones como madres y como niños.
Seamos respetuosos. Eso sí.

Yo lo que tengo claro es que no quiero ser una mamá perfecta. Quiero ser una mamá real ¿y tú?
(Este es el segundo post del Diario de mis menudos remolinos. Puedes ver la entrada anterior sobre qué significa ser mamá de dos chicos, aquí)

26 comentarios:

  1. Hola Almudena. Gracias por dejar por escrito lo que todas, seguramente, tenemos siempre rondándonos la cabeza. ¡Gran decálogo! Lo leeré cada vez que se me olvide. ¿Las fotos son tuyas? Son muy bonitas. Te invito a leer mi blog. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alda. Hay que ir poniéndolo todo en práctica. Te hago visita. Abrazos!!

      Eliminar
  2. Gracias por plasmar en papel lo que muchas veces no somis capaces d asumir por el "que dirán" y queremos ser superwomen en lugar de madre reales. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Superwoman solo es la pareja de Superan. Y gente que nos critique siempre habrá. Lo importante es que antes que madres somos mujeres. Abrazos!

      Eliminar
  3. Hola !! Yo no soy mamá, así que mi opinión no vale de mucho, pero se que es algo difícil pero a la vez algo muy bonito .... Saludos !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo más. Espero que algún día lo experimentes. Abrazos!

      Eliminar
  4. Hola guapa!

    Di que si, no por ello dejas de ser una buena madre!! Un beso y buen día!!!

    ResponderEliminar
  5. Simplemente me ha encantado el post. Siempre he creído que no se trata de ser una madre perfecta, porque entre otras cosas, ninguno somos súperhombres ni súpermujeres. En la vida se cometen errores y se trata de aprender de ellos. Y lo que has escrito es muy imprescindible, es bastante importante sacar tiempo para uno mismo y para tu pareja porque eso fortalece la comunicación y la relación. Y por supuesto que no pasa nada por saltarse el baño ni usar comida precocinada. ¿Que quieren juzgarte? Pues que te juzguen, allá ellos. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tristemente somos juzgados a diario, pero hay que hacer oídos sordos y seguir a tu aire!!

      Eliminar
  6. Aixxx pero que post mas bello !! Hay mucha razón en tus palabras , definitivamente tenemos mucho que aprender y valorar ^.^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias chicas!! Mas aprender y valorar que juzgar

      Eliminar
  7. Una entrada muy interesante! cuando tenga hijos lo tendré en cuenta! muaaks

    ResponderEliminar
  8. Me encanta tu filosofía, yo no tengo niños pero me ha llamado la atención tu post porque tengo alguna amiga que sufre la maternidad como si fuese la selectividad, nada le parece suficiente, se exige demasiado, el estres no la deja ver que la vida hay que tomarla con calma y priorizar en lo que realmente importa: Felicidad.
    Un besito y me ha gustado mucho el post

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo. La vida hay que vivirla con tus hijos, tu familia, tus amigos, y contigo misma

      Eliminar
  9. Hola guapa, me parecen muy buenos consejos para no dejar de ser mujer además de madre. No te puedo dar una opinión de si yo lo haría o no, porque no tengo hijos y aunque ahora tengas las cosas muy claras...una cosa es pensarlo desde la distancia y otra es vivirlo, jejeje, me alegra que puedas ser algo más que mamá las 24 horas del día, besos

    ResponderEliminar
  10. Me ha parecido algo precioso lo que has dicho. Tengo compañeras de trabajo que han tenido niños y decian que no sacaban tiempo para ellas mismas. Creo que lo que has escrito es simplemente genial. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre se puede sacar tiempo para ti. Es una cuestión de organización

      Eliminar
  11. Son unos consejos estupendos y estoy muy de acuerdo con ellos.
    No somos superwomans y antes de que nuestro cuerpo nos diga que paremos hay que tomarse las cosas con menos seriedad.
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. ¡Que vivan las mamás!
    Cierto, por estas cositas, no dejas de ser una buena madre :)

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  13. Son unos consejos estupendos, me acuerdo de muchas cosas de cuando era pequeña y mi madre alguna vez si que se ha visto desbordada y ha necesitado ayuda de mi abuela o mis tíos, mi padre siempre le ha ayudado en casa. Alguna vez he comido comida precocinada, pero lo que nunca ha hecho es dejar la casa si no era como los chorros del oro, ahora ya se ha relajado bastante. Pero para mí sigue siendo una súper-mamá ^^
    Besitos

    ResponderEliminar

DEJA TU COMENTARIO SI TE HA GUSTADO EL POST

Blogging tips