Vuelta a la rutina con los niños tras las vacaciones

3/9/15

Las vacaciones van llegando a su fin. La vuelta al cole se acerca peligrosamente, y de repente, pasamos a dejar de lado la buena vida a la que tan pronto nos habíamos acostumbrado.
Si nosotros notamos los cambios, los pobres peques lo llevan mucho peor, ya que raramente entienden esos vaivenes a los que los hemos sometido durante un par de meses.

¿Qué hemos cambiado este verano y cómo volver al redil "rutinero"?

Pues os cuento lo que nosotros nos hemos "desviado" este verano, y qué es lo que yo hago para conseguir de nuevo la santa rutina que tan bien les viene a los niños.


- Hábitos de sueño nocturno: Nos hemos ido a dormir a horas inimaginables el resto  del año. Nos hemos levantado tarde y acostado más tarde aún. El pequeñajo ha pasado en tres semanas por unas cinco cunas diferentes ..., eso sí, sin inmutarse ¡¡es un campeón!!

SOLUCIÓN: una semana antes de comenzar el cole (o en cuanto se pueda), yo empiezo a acostarlos más pronto. Progresivamente. Esto es cada 2/3 días media hora antes. Hasta llegar a su horario de siempre. En mi caso 8:30-9:00 para el pequeño; 9:00-9:30 el mayor (según sea invierno o verano)


- Hábitos en la comida:  Las chucherías se han multiplicado como panes. Aparecían por todos los lados. Siempre había alguien a nuestro alrededor dispuesto a "deleitarnos" con una bolsa más de gusanitos en mano.
Las comidas se han descontrolado algunos días y los horarios de sentarnos en la mesa también han variado durante este tiempo

SOLUCIÓN: Tenemos que hacerles entender poco a poco que cuando comienza el cole, comienza de nuevo el tiempo en el que volvemos a comer todos juntos en la mesa; en el que comemos comidas sanas de nuevo; y en el que las chuches son exclusivas de ciertos días a la semana/mes. Es complicado que lo entiendan, (lo sé y lo vivo en mis carnes), pero como todo lo que conlleva volver al redil, sólo queda grandes dosis de paciencia y de constancia


- Hábitos en las siestas: las siestas han caído cuando se ha podido, dependiendo de donde hayamos estado cuando el cansancio extremo nos vencía (coche, restaurante, piscina!!...)

SOLUCIÓN: En mi caso mis hijos son unos dormilones, y les encantan sus respectivas cunas-camas. Es una cuestión de días que todo se normalice. Al ir acoplando los horarios por la noche, se van acoplando las siestas. Eso sí: hay que ser constante y paciente. Todos los días a la misma hora toca siesta.


- Hábitos de estudio: Tenemos que ir concienciándolos de que muy pronto volverán al colegio. No soy partidaria de llenarlos de deberes durante el verano (de hecho no hemos hecho nada, salvo algunos juegos educativos donde él, sin ser consciente, ha repasado letras, números, colores,...)

SOLUCIÓN: lo que yo he hecho, (y sigo haciendo), es, mediante juegos, hacer que escriba un poco, (tiene 5 años), haga dibujos de todo lo que le ha gustado este verano, repase los números contando piezas de LEGO, por ejemplo,... También hemos guardamos los tesoros que recolectamos en los diferentes lugares de vacaciones. Es buena idea implicarlos en la compra del material escolar y recordarles que van a volver a ver a sus amigos, a ir de excursión,...
Por último considero importante acompañarles en sus primeros días para aportarles seguridad, si es posible; seguir saliendo al parque un ratito para que liberen estrés, jueguen, estén con nosotros al aire libre,...



En definitiva, ir adaptándonos todos juntos a las nuevas circunstancias y a nuestro día a día lejos de las soñadas vacaciones, que cuando nos demos cuenta, estarán de nuevo aquí


Podéis ver todos los posts sobre crianza en el Diario de mis menudos remolinos.
También tutoriales y DIYs para hacer a los niños

10 comentarios:

  1. Geniales consejos!! yo no tengo hijos pero me valen para mi que me he acostado y levantado tardísimo y me he comido todas las chuches(y lo que no son chuches!!) del mundo! un abrazo! ;)

    ResponderEliminar
  2. Me encantan todos los consejos, sin dudas serán útiles. Un beso

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, hola! unos consejos estupendos. Yo aún no tengo peques, y lo que me queda, pero fijo que much@s papis y mamis que andan por la blogosfera te los agradecen ^_^
    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Claro que sí, muy buenas recomendaciones, las rutinas y los hábitos ayudan mucho a los niños a estar más tranquilos, les aporta calma
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  5. Cualquier consejo para fomentar hábitos para nuestros peques nos viene de forma ideal ^.^ Muy buenos tips .

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por los consejos. No tengo peques. Pero tengo sobris!!! Y es de gran utilidad! Un beso

    ResponderEliminar
  7. Gracias por los consejos, no soy mami pero si tía por partida doble :)

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa, muchas gracias por tus consejos, me parece genial eso de irnos adaptando poco a poco, así no nos pilla la depresión postvacacional, besos

    ResponderEliminar
  9. Totalmente de acuerdo con todo lo que indicas ;-)

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! Están genial los consejos. Yo no soy madre todavía, pero por ejemplo, tampoco soy partidaria de que los niños hagan deberes en verano, creo que es época de disfrutar y de descansar. Otra cosa es que, como bien dices, se hagan juegos educativos en familias. Además, se lo pasan genial y están repasando y aprendiendo muchas cosas nuevas. ¡Un beso grande! :)

    ResponderEliminar

DEJA TU COMENTARIO SI TE HA GUSTADO EL POST

Blogging tips